El cuidador de rebaños (1)

Jean-Baptiste_Siméon_Chardin_022

                              XXV

Las pompas de jabón que este niño
juega a sacar de una pajita
son, translúcidamente, toda una filosofía.
Claras, inútiles y pasajeras como la Naturaleza,
amigas de los ojos y de las cosas, son eso que son
con una precisión redondita y aérea,
y nadie, ni siquiera el niño que las suelta
pretende que sean más de lo que parecen ser.

Algunas apenas se ven en el aire luminoso.
Son como la brisa que pasa y apenas roza las flores
y que sólo sabemos que pasa
porque algo se hace más ligero en nosotros
y acepta todo más nítidamente.

                  Alberto Caeiro

Fragmento de El cuidador de rebaños
Fuente: Ordoñez, Andrés. Fernando Pessoa, un místico sin fe. Editorial Arte y Literatura. La Habana, 2004.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *