Monthly Archives: noviembre 2015

La nube que dibuja

René Magritte: La Gran Familia, 1963

René Magritte: La Gran Familia, 1963

Sol
Dibuja la nube
Un pájaro en vuelo

Lucía Bordón Pardo

Share

La Bijirita

Dendroica_palmarum

Hay en mi Cuba un pobre pajarillo
Que vive libremente en la espesura;
No seduce con trinos de ternura
Ni ostenta plumas de variado brillo.

Volando de la jagua al mamoncillo
Solo su amada libertad procura;
Que él no puede vivir en jaula oscura
Ni llevar en el pie dorado grillo.

Cuando un infame aprisionarlo quiere,
Tras el alambre el infeliz agita
Y en pocas horas de tristeza muere.

¡Oh sí! Yo quiero ser la bijirita:
Que a mí también las esclavitud me hiere,
Mi paz enturbia, y mi ilusión marchita.

Rosa Kruger
(Cuba, 1847-1881)

Fuente:
Samuel Feijóo: Cantos a la Naturaleza Cubana del Siglo XIX. Editora del Consejo Nacional de Universidades. Universidad Central de Las Villas, 1964.

Share

Cae en los campos

Arrozales en Japón, 1935

Ta ni ochite  ta wo ochiyuku ya  aki no mizu

Cae en los campos,
cae desde los campos:
agua de otoño.

Buson

Así debe ser el haiku, perfectamente claro, sin ninguna mescolanza de elementos intelectuales. Al final del otoño, después que el arroz ha sido cosechado, el agua escapa de uno a otro campo hasta que se va toda. Esta agua, que uno podría pensar que es agua simplemente, no lo es. Es el agua de otoño. Comparemos estos versos con otros del mismo poeta:

Otoshimizu  tagoto no yami to  narinikeri

El agua que se escapa
se vuelve oscuridad
en cada campo.

Este es oscuro e intelectual. Es una suerte de pensamiento poético, un misticismo semi-verbal. En la noche, la brillante expansión del agua en cada campo se convierte en negro lodo, es decir, el agua de luz se transforma en campo de oscuridad.

Fuente:
R. H. Blyth: Haiku. Vol. IV. Hokuseido. Tokyo, 1951
Versión libre: JB

Share

Legisladores

Cesare Maccari: Cicerón denuncia a Catilina (1889) Fresco. Palazzo Madama, Roma

Cesare Maccari: Cicerón denuncia a Catilina (1889)
Fresco. Palazzo Madama, Roma

Legisladores:
antes de alzar la mano,
miran en torno.

Kaishi

Share

Tarde otoñal

fuente-cantabria-liberal

Tarde otoñal
En la puerta otro niño
pidiendo agua

Publicado originalmente el 8 de noviembre de 2010 en el otro enclave de haiku.

Share

En este desamparo

Utagawa Hiroshige II: Paulownia Trees at Akasaka in the Evening Rain

Utagawa Hiroshige II: Paulownia Trees at Akasaka in the Evening Rain

Sabishisa wo tôte kurenu ka kiri hitoha

En este desamparo
¿no me visitarás?
Cayó una hoja de paulownia.

Bashô

Bacon dice en su ensayo Sobre la Amistad que el principal empleo de la amistad* entre los hombres es:

…el alivio y descarga de la saciedad y agitación del corazón a que le constriñen las pasiones de todas clases. Sabemos que las enfermedades de detención y asfixia son las más peligrosas del cuerpo, y no ocurre de otro modo en la mente. Se puede tomar zarzaparrilla para abrir el hígado, acero para soltar la bilis, cocimientos de azufre para los pulmones, castóreo para el cerebro, pero ninguna receta abre el corazón sino un amigo verdadero con el cual se pueden compartir penas, alegrías, temores, esperanzas, sospechas, consejos y cualquier cosa que oprima el corazón, en una especie de confesión laica.

Como siempre, Bacon carece de todo sentimiento poético o tierno, todo lo interpreta en su más bajo nivel. Bashô no quiere que Ransetsu venga a verlo por estas razones. Él quiere estar, físicamente, con alguien al que está vinculado por el espíritu, alguien de su misma “nacionalidad”, un habitante de esa ciudad cuyo regocijo es el río de poesía que fluye a través de ella. Este “físicamente” es un importante elemento de poesía porque son las percepciones corporales propiamente dichas las que constituyen la vida poética en sus mayores honduras, aunque no en sus mayores claridades; y es solo por estar juntos cuando percibimos el mismo finito infinito, que un roce, un soplo, una sonrisa revelarán que ambos miramos el mismo objeto en comunión, no el uno con el otro, sino con la simple hoja de paulownia, esa que cae silenciosamente a través del aire otoñal.

Fuente:
R. H. Blyth: Haiku. Vol. IV. Hokuseido. Tokyo,
versión libre: JB

*En realidad, Bacon no habla de empleo, o uso de la amistad, sino que se refiere a su fruto principal:

“A principal fruit of friendship, is the ease and discharge of the fulness and swellings of the heart, which passions of all kinds do cause and induce. We know diseases of stoppings, and suffocations, are the most dangerous in the body; and it is not much otherwise in the mind; you may take sarza to open the liver, steel to open the spleen, flowers of sulphur for the lungs, castoreum for the brain; but no receipt openeth the heart, but a true friend; to whom you may impart griefs, joys, fears, hopes, suspicions, counsels, and whatsoever lieth upon the heart to oppress it, in a kind of civil shrift or confession.”
(JB)

Share

Mañana vuelves a casa

Momiji

あす帰国
思い出ひとつ
加えた日

asu kikoku
omoide hitotsu
kuwaeta hi

recordando este momento…
mañana
cuando vuelvas a tu casa

fly back home tomorrow
making memories
today

Félix Arce Araiz (Momiji)
(España)

Versión japonesa:
Yoko Masuyama

Share

Una libélula

"The Water-Babies, A Fairy Tale for a Land Baby" by Charles Kingsley, illustrated by Warwick Goble

“The Water-Babies, A Fairy Tale for a Land Baby” by Charles Kingsley, illustrated by Warwick Goble

Gorokushaku ono ga kumoi no tombo kana

Una libélula:
cinco o seis pies encima,
su propio cielo.

Ryôta

Fuente:
R. H. Blyth: Haiku. Vol. IV. Hokuseido. Tokyo, 1951
Versión libre: JB

Share

Un buen día otoñal

e292e9f6f84032f825e3689b91469ac6

Aki harete mono no kemuri no sora ni iru

Un buen día otoñal:
el humo de algo
subiendo al cielo.

Shiki

Hay un misterio en el humo. Ese -imagino- es uno de los placeres de fumar tabaco. A medida que asciende hacia el cielo otoñal su leve color azulado -el color del infinito y de la eternidad- nuestra mente se eleva con él. Pero hay un misterio tambien en su origen. ¿Qué es eso invisible que arde? ¿Quién lo hace arder?
Fuente:
R. H. Blyth: Haiku. Vol. III. Hokuseido. Tokyo, 1962
versión libre: JB

Share

Le ríen las gracias

William Hogarth: Caracteres y Caricaturas

William Hogarth: Caracteres y Caricaturas

Le ríen las gracias
al pariente del jefe,
que será el jefe…

Kaishi

Share