Monthly Archives: agosto 2015

¿Haiku-mático?

Haiku-matic 1

Invitan a niños a crear poemas con la app Haiku-mático

La app propone que el usuario asuma un papel activo para leer, seleccionar versos, elegir de entre una amplia gama de posibilidades aleatorias para, finalmente, satisfacer el deseo de crear poesía en cualquier soporte.
***

Con la intención de que niños y jóvenes se acerquen a la creación poética e interactúen más que sólo dar clicks a botones, la Dirección General de Publicaciones del Conaculta presentará Haiku-mático, aplicación diseñada para iPad donde el usuario puede construir su propio haiku con imágenes poéticas.

La app propone que el usuario asuma un papel activo para leer, seleccionar versos, elegir de entre una amplia gama de posibilidades aleatorias para, finalmente, satisfacer el deseo de crear poesía en cualquier soporte.

haikumatico_2

Haiku-mático cambia versos, compone nuevos significados en cada una de sus 27,000 posibles combinaciones y va acompañado de ilustraciones tipo collage.

El lanzamiento del Haiku-mático será el miércoles 19 de agosto a las 6 de la tarde en el Espacio Polivalente del Centro de Cultura Digital, evento en el que además se llevará a cabo una charla sobre la relevancia de los medios digitales en la práctica de la lectura y la escritura, así como una demostración con tabletas disponibles al público.

Durante la presentación participarán el desarrollador de la aplicación Alfonso Ochoa, director creativo del Proyecto Ocho Gallos y ganador por Un árbol con patas del Premio Internacional de Libro Animado Interactivo Paula Benavides 2013, organizado por el Conaculta; Javier Barros, director asociado del Laboratorio de Conciencia Digital y editor de los sitios Pijama Surf y Faena Sphere, y Angélica Vázquez del Mercado, directora general adjunta de Fomento a la Lectura y el Libro.

En el marco de la presentación se dará a conocer la campaña #LecturasQR, la cual pretende incentivar la lectura digital y el uso de los dispositivos móviles a favor de la cultura escrita, a través de títulos en formato ePub para libre descarga.

Un haiku o jaiku es una estrofa poética originaria de la literatura japonesa clásica que pretende expresar en sólo tres versos un sentimiento breve y sincero, surgido normalmente ante la contemplación de la naturaleza o ante sentimientos sobre el amor, la muerte, la enfermedad, el dolor o una anécdota.

Fuente: El Economista

COLETILLA

-“…el usuario puede construir su propio haiku con imágenes poéticas…” Imágenes poéticas que otros inventaron para los niños y jóvenes, que no son otra cosa que usuarios.

-Si el haiku aspira a expresar “un sentimiento breve y sincero, surgido normalmente ante la contemplación de la naturaleza…” ¿Cómo lograrlo si es una máquina la que nos proporciona un inventario de frases hechas?

-De buenas intenciones está plagado también el Camino del Haiku. Indudablemente es más confortable conectarse al Haiku-mático que pasear por un parque o por el bosque. ¡Más con estos calores!

-Y luego, con las “imágenes poéticas” que sirven como materia prima, se logran perlas como estas:

contra el presagio
llorando sin consuelo
la golondrina

bajo la rama
la vida es un columpio
habla el gusano

por la ventana
como quien dice luz
mi colibrí

contra el presagio
saliendo de un zapato
vuela la mosca

a cuentagotas
llorando sin consuelo
la niña espera

Quienes deben estar llorando sin consuelo, dondequiera que estén, son Bashô, Buson, Issa, Shiki… y los que llegaron después.

Share

Ola de calor

Almendras 1

Ola de calor
Un viejo parte almendras
para un niño

Share

Murciélagos

Hiroshige: Murciélagos

Hiroshige: Murciélagos

Kômori ya tori naki sato no meshijibun

Vuelan murciélagos
en un pueblo sin pájaros,
a la hora de comer.

Issa

Aunque los murciélagos parecen un tema posible para el haiku, no han alcanzado ni éxito ni popularidad. En el presente poema, Issa está expresando la extrañeza que siente al ver una criatura similar a las aves revoloteando en el atardecer, cuando durante el día ningún pájaro se ha visto o escuchado en este distrito. El hecho de que sea la hora de comer le da a los murciélagos un significado doméstico, familiar.
Fuente:
R. H. Blyth. Haiku. Vol II. Hokusiedo. Tokyo, 1952
Versión libre: JB

Share

Mañana de agosto

hojas secas de aguacate 1

Mañana de agosto
En la hojarasca, luz
y oscuridad

Share

Haikus de Hiroshima

mush 1

Cuando la bomba atómica fue lanzada sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945, yo estaba trabajando como activista estudiantil en una fábrica a unos 2500 metros al norte del centro de la explosión. Tenía quince años. No tuve quemaduras porque afortunadamente me encontraba a la sombra de una construcción. Escapé por los pelos de las fauces de la muerte. Después de la Segunda Guerra Mundial, se estableció en Japón la Constitución de la Paz, algo que los seres humanos no han tenido desde los albores de la historia…

Día de Hiroshima.
Creo que debe haber huesos
bajo el pavimento.

Niños que hacen flotar
linternas de papel
sin saber de Hiroshima.

Cerezo en flor…
Nunca olvides que estás
donde cayó la bomba.

Yasuhiko Shigemoto

Versión libre: JB

Fuente: Haiku de Hiroshima

***

Sobre tan lacerante asunto, otro autor japonés, Atsuyuki Matsuo, escribió estos poemas:

Nada más que hacer.
Dejé a mis niños muertos en el campo,
mientras las moscas pululan.

No me quedó nada,
sólo cuatro certificados,
víctimas de la bomba.

Share

Qué resolana

gato 1

Qué resolana
La gata empujando
un coco seco

En el resol,
la gata empujando
un coco seco

Share

Haikus en el corredor de la muerte

haikus en el corredor de la muerte 1

Poemas desde el patíbulo

Haikus en el corredor de la muerte (Hiperión) reúne una selección de poemas escritos por condenados a la horca en Japón.

ALBERTO GORDO | 23/10/2014


Existe en Japón, desde antiguo, la creencia de que la poesía sirve para afrontar la adversidad con entereza. Que si uno está disgustado o triste, ha perdido un pariente o sufre por desamor, la mejor medicina es el poema. No ha de extrañarnos, por tanto, que algunas de las más vivas composiciones del género estén entre los llamados haikus de muerte, o lo que es lo mismo, entre los haikus de aquellos que van a morir, y se despiden. Toda una larga, milenaria tradición respalda esta última costumbre, y ahora un libro coordinado por Elena Gallego y Seiko Ota (Haikus en el corredor de la muerte, Hiperión) recoge una selección de textos con la particularidad de que pertenecen, todos, a ejecutados de los últimos cien años. Se trata de composiciones herederas de jisei no ku (literalmente: “palabras al abandonar el mundo”) que han cultivado incluso los samurais en los momentos previos al harakiri.

Aquí no predomina el desgarro, sino la serenidad. Poetas improvisados, algunos llegaron a aprender la técnica del haiku en prisión. Es el caso de Kooyoo, muerto a los 28 años. Comenzó a escribir en la cárcel y se despidió con un haiku en el que retumba su voz aterrada en los muros de la celda:

Cuando me callo,
la pared empieza a sonar.
Tarde primaveral.

Se lee en casi todos, como en el antecitado, el llamado kigo o ritual “palabra de estación”, cuya presencia en los haikus tienen teorizada las coordinadoras de este volumen en otro libro de la misma editorial y que, dicen, no es solo una señal que identifica la época del año, sino que “nos transmite una imagen o símbolo de la estética tradicional”. Otro ejemplo lo encontramos en el haiku de Uichi, que le quita hierro a la ejecución el día de la víspera:

Ejecución mañana;
igualo las uñas cortándolas,
noche primaveral.

Al profesor Fernando Rodríguez-Izquierdo, autor del prólogo de la antología, ese haiku, “su elegante gesto”, le recuerda a un célebre tanka (cinco versos), atribuido a Sookan Yamazaki, que fue ejecutado en 1540:

Si alguien preguntara
adónde ha ido Sookan,
decid tan sólo:
“Tenía cosas que hacer
en el otro mundo”.

Hay condenados que se quieren ir despacio y en silencio, como Bokuisi en 1914: “¿Una palabra de despedida? / La nieve que se derrite / no huele”. Para Rodríguez-Izquierdo, el condenado quiere decir que “la palabra de despedida debe ser tan discreta como el tránsito de la nieve al agua (tránsito que, por cierto, es transformación, más bien que muerte)”. Los hay que comienzan con fuerza hasta que decaen las palabras: “¡Despejado cielo / invernal! / No tengo dónde agarrarme”, y otros que expresan un deseo inalcanzable: “Estando en la celda, / por el cielo voy primaveral / estoy corriendo”. La brevedad del haiku acaso sea el molde perfecto para este último descargo, opina el prologuista y experto en Japonología de la Universidad de Sevilla. Esa brevedad que predispone al laconismo, así como la rotundidad de los tres versos. Si es que cabe decir que algún haiku no surge, en principio, como un adiós. “No hay ningún verso en toda mi vida que no sea un poema de despedida”, escribió Bashoo en 1694. Y antes de irse:

Un viejo estanque:
se zambulle una rana,
ruido de agua.

El haiku iguala, como iguala la muerte. Escriben inocentes, culpables, arrepentidos. Masashi voló en 1974 un edificio de la Mitsubishi. Mató a ocho personas e hirió a 165; y dice:

Canción revolucionaria,
la canto en voz baja.
Despejado en tiempo de lluvia.

Un capítulo entero está dedicado a los haikus para las madres. “Solo una tarjeta / recibí en Año Nuevo; / era de madre”, se lee en el de Footen, ejecutado a los 30 años. El Año Nuevo japonés es otra presencia constante en los poemas: hay tres días en que se detienen las ejecuciones y algunos encuentran el sosiego necesario para escribir. Un derrotado de la Segunda Guerra Mundial fue condenado en 1962; poco antes de morir, a los 48 años, escribió sobre su sentimiento de culpa: “Me golpean / me golpea Dios. / Paso la Nochevieja”. Y más culpa, la Shoogetsu, que se pasaba las horas abrazado a la tablilla mortuoria budista de su madre, por cuyo asesinato cumplía condena e iba a ser ejecutado: “Flores de cereza derramándose, / diciéndome “muérete”, / me lleva encima”.

El libro termina con un epílogo y una nota de denuncia. El haiku de despedida está tan interiorizado en Japón como la pena de muerte. En el epílogo, Elena Gallego da las últimas noticias sobre la pena capital en el país, que se lleva a cabo siempre con la horca y que en contadísimas ocasiones, dice, y pese a la manifiesta inocencia de algunos reos, se ha suspendido una vez pronunciada la sentencia. Significativa es la excepción de Hakamada Iwao, que salió este mes de marzo del corredor de la muerte e inmediatamente ingresó en el Libro Guinness de los récords: había estado cuarenta y ocho años esperando la ejecución, más que ningún otro ser humano en la historia.

Share

Solo frescura

Pilea_microphylla

solo frescura*
a los lados del trillo
que va a la casa

José Manuel Rodríguez
(La Habana, Cuba)

*Pilea microphylla. Fam. Urticáceas

Share

Vino temprano

Tomás Sánchez: Abanico

Tomás Sánchez: Abanico

Vino temprano
el agua, luego vino
este calor

Share

Ser agua

SER AGUA 1

PRESENTACIÓN

De acá para allá,
libre como el viento,
saborear el agua

Santoka (Trad. Vicente Haya)

El mundo original del haiku transcurre más allá del lugar en el que los competidores exhiben sus trofeos. ¿Certamen o exhibición? Al haiku no le va bien la vanidad, lo descompone el elogio y desfallece ante la ambición. ¿Encuentro, entonces? Aunque el combate o enfrentamiento enseña y fortalece, mucha parte de su esencia formadora se ha perdido y hoy domina solo la exhibición, la ostentación. Los haijines aman la soledad. Pero también el acercamiento, la reunión, el abrazo… Y, sobre todo, la Enseñanza.

El mundo enseña: los insectos tanto como las hojas secas y los guijarros, las mariposas y los niños, las sombras de los guayacanes… Todo lo que existe es una Enseñanza y una celebración de la inagotable belleza. Por eso hemos decidido cambiar la palabra “concurso” por “concierto”, en el sentido de la reunión de intérpretes para hacer una puesta en escena en la que algunos llevan la voz principal o también como el buen orden y disposición de las cosas o como el más simple de ponerse de acuerdo para obrar. En nuestro caso: CONCIERTO PARA INTERPRETAR LAS VOCES DE LA VIDA.

Para este PRIMER CONCIERTO hemos elegido como tema de ejecución el agua. El agua que es vida, el agua que nutre, el agua que lava, el agua que fluye, el agua que cae, el agua quieta o agitada, el agua clara y el agua turbia, el agua muerte que transforma…, el agua en su infinita presencia y fluidez.

 

REGLAS

¡Niños: ya está
la enredadera en flor!
Os abriré un melón.

Bashô (trad. Fernando Rodríguez-Izquierdo)

– El concierto está abierto a todas las personas hispanohablantes, sin límites de edad o nacionalidad. Están excluidos del mismo, todos aquellos que hagan parte del Comité Técnico del concurso (los jurados y sus asistentes).

– Participar en el concierto no tiene costo alguno.

– Los participantes deberán enviar máximo 5 haikus, en lengua española. Los haikus deben ser inéditos, que no se hayan publicado por ningún medio, incluido Internet.

– El tema elegido es el AGUA.

– Los originales se enviarán en la plantilla electrónica suministrada por los organizadores del concierto en la que se incluirán además los siguientes datos en las casillas respectivas: seudónimo, nombre del autor, ciudad y país de origen, dirección postal, dirección electrónica, teléfono… a la siguiente dirección:

concursodehaiku@gmail.com

– A diferencia de un concurso, el objetivo de este concierto no es otorgar premios, si no servir de punto de encuentro y partida para realizar una creación colectiva alrededor del AGUA que se podrá consolidar, además de su publicación electrónica e impresa, en un puesta en escena, incluyendo elementos sonoros (música) y visuales (imágenes y videos) creados específicamente para esta obra. El jurado, no obstante, hará los siguientes reconocimientos en su selección de los haikus enviados:

PRIMERA VOZ
SEGUNDA VOZ
TERCERA VOZ
CORO PRINCIPAL (número definido a criterio de los jurados)
SEGUNDO CORO (número definido a criterio de los jurados)

– La fecha límite de presentación de originales se fija es el 1° de septiembre de 2015 a las 12 de la noche.

– El Jurado estará presidido por VICENTE HAYA y dos haijines de reconocimiento en el medio del haiku.

– El fallo del concurso se hará público el 15 de octubre de 2015 en comunicación directa por correo electrónico a todos los participantes y en la página web http://haikudomedellin.org/

– Se hará una publicación electrónica con la selección elegida y ordenada según los criterios del jurado, la cual se difundirá a finales del año, a través de todos los enlaces de las instituciones vinculadas al evento.

– La propiedad intelectual de los trabajos enviados al concierto, siempre será del autor.

– La presentación al Primer Concierto de Haiku implica la total aceptación de las reglas, cuya interpretación, incluso la facultad de declararlo desierto, quedará a juicio del Jurado.

 

GUIA

Voy bordeando el agua
Todo el día
Sin decir una palabra

Santoka (Trad. Vicente Haya)

 SER AGUA GUÍA

Share