Tag Archive: Shiki

Convergencias, imitaciones, homenajes…

Onitsura

北へ出ひがし東はな花のなんの

kita e dereba higashi e dereba wa hana no nan no

salga hacia el norte / o hacia el este / cerezos en flor

Buson

梅遠近南すべく北すべく

ume ochikochi minami subeku kita subeku

ciruelos a lo lejos / en el camino norte / en el camino sur

***

Onitsura

かけまわる夢や焼け野の風の音

kakemawaru yume ya yakeno no kaze no oto

en mis sueños transito / por los campos quemados / el sonido del viento

Bashô

旅に病んで夢は枯れ野をかける廻る

tabi ni yande yume wa kareno wo kakemawaru

viajando enfermo / en mis sueños transito / campos desiertos

***

Bashô

古池や蛙飛び込む水の音

furuike ya kawazu tobikomu mizu no oto

un viejo estanque / salta dentro una rana / ruido del agua

Ryôkan

新いけやかわずとびこむ音もなし

ara ike ya kawazu tobikomu oto mo nashi

estanque nuevo / salta dentro una rana/ y no hace ruido

***

Buson

釣り鐘に止まりて眠る胡蝶かな

tsurigane ni / tomarite nemuru /kochoo kana

en la campana del templo / permanece durmiendo / una mariposa

Shiki

釣り鐘に止まりて光る蛍かな

tsurigane ni / tomarite hikaru / hotaru kana

en la campana del templo / permanece brillando / una luciérnaga

***

Onitsura

あけぼのや麦の葉末の春の霜

akebono ya sugi no hazue no haru no shimo

al alba / en la punta de las hojas de la cebada / escarcha primaveral

Buson

白露や茨の刺にひとつずつ

shiratsuyu ya ibara no toge ni hitotsuzutsu

rocío matinal /en cada espina de las zarzas/ hay una gota

Colaboración de José Manuel Rodríguez

Share

Tras apearme del caballo

riviere-tama-dans-la-province-de-musashi 2

Hokusai: El río Tama en la provincia de Musashi

Uma orite kawa no na toeba aki no kaze

Tras apearme del caballo,
pregunto el nombre del río:
viento otoñal.

Shiki

Estos versos parecen un fragmento de un poema chino. Los japoneses, sin embargo, tienen el genio de ver que la parte es a veces más grande que el todo. Pero se necesita cierta dosis de preparación física y mental si se trata, por ejemplo, de aprehender algo de la naturaleza del viento otoñal. Cabalgando por el campo, el poeta llega a un río caudaloso. Se baja del caballo y lo guía para preguntarle a un hombre cuál es el nombre del río. Se lo dicen, pero lo que le impresiona no es el nombre o la persona que se lo dice, sino el viento que sopla por la orilla del río, rizando el agua y ondulando la crin y la cola del caballo parado mansamente. Ese es el viento de otoño.

Fuente:
R. H. Blyth: Haiku. Vol. III. Hokuseido. Tokyo, 1952
Versión libre: JB

Share

No hay nadie ahí

Mila durmiendoHito mo nashi ko hitori netaru kaya no naka

No hay nadie ahí.
Un niño duerme
bajo el mosquitero.

Shiki

Share

Haiku y Béisbol (1)

Masaoka Shiki

Masaoka Shiki

Nuestra Serie de Béisbol se encuentra en su etapa culminante. Es buen momento para recordar que existe un interesante vínculo entre el haiku y nuestro deporte nacional. En Japón y en Cuba, la primavera es la estación del béisbol… Para celebrar estas conjunciones, publicaremos varias entradas dedicadas a este tema. Ahora le toca el turno al bate a Masaoka Shiki (1867-1902).

A Shiki le encantaba el béisbol. Escribió diez tankas y nueve haikus con esa temática. Fue él quien introdujo dicho deporte en la literatura japonesa. Se le atribuye, además, la traducción del muchos términos beisboleros que aún hoy se utilizan. Con un relieve en bronce de su efigie en el Hall de la Fama del Tokyo Dome -recinto que atesora las hazañas de los peloteros más célebres de Japón-, se recuerdan los aportes de este gran renovador del haiku.

Conocer estas creaciones de Shiki, aunque no sean lo más relevante de su obra, puede constituir un estímulo para quienes se ejercitan para captar el aquí y el ahora del mundo en que viven. Si son aficionados al juego que apasiona a la mayoría de los cubanos, el disfrute se multiplicará.

Pero juguemos limpio. Los textos en español, más que haikus de Shiki, son variaciones realizadas con los temas que aparecen en los originales. Nuestra ignorancia del idioma japonés nos impide ir más allá. Si incluimos la transcripción en romanji es porque nos anima la esperanza de que alguien, verdaderamente capacitado, los traduzca con la fidelidad que merece este importante escritor.

***

1. (1890)
Mari nagete mitaki hiroba ya haru no kusa

Hierba primaveral.
¡Verse en este parque
lanzando bolas!

2. (1890)
Koi shiranu neko no furi nari tama asobi

Como un gato
que no conoce el amor,
juego con la pelota.

3. (1890)
Harukaze (shunpuu) ya mari mo nagetaki kusa no hara

Brisa de primavera.
¡Lanzar unas pelotas
en este hierbazal!

4. (1890)
Tama ukeru gokuhi wa kaze no yanagi kana

Atrapar bolas…
Un secreto del sauce
que mece el viento.

5. (1896)
Wakakusa ya kodomo atsumari te mari wo utsu

Lozanas hierbas.
Los niños, uno a uno,
batean la bola.

6. (1896)
Kusa shigemi BASEBALL no michi shiro shi

Espesa hierba.
Las líneas blancas
del campo de béisbol.

7. (1898)
Natsukusa ya BASEBALL no hito too shi

Hierba estival.
Los peloteros
en la lejanía.

8. (1899)
Ikegaki no soto wa kareno ya tama asobi

Campos baldíos.
Más allá de la cerca,
juegan pelota.

9. (1902)
Tanpopo ya BALL koroge te toori keri

Dientes de león:
entre ellos, rodando,
una pelota.

Share