Tag Archive: Primavera

Pájaros

micro-pajaros

Día tras día, siempre al amanecer, bandadas de pájaros negros vuelan hacia el este. Pasan por encima de mi casa, son tantos que por momentos motean el cielo. Día tras día, siempre al anochecer, bandadas de pájaros negros vuelan hacia el oeste. Los veo cuando regreso del trabajo, casi siempre me embeleso ante el espectáculo. A veces he tenido un día muy malo, pero la invariable rutina de los pájaros me confirma que todo sigue un orden superior, un orden al que me entrego, que me sosiega…

Yuris Nórido

Share

Diecisiete cortezas

Diecisiete cortezas

diecisiete cortezas 3

Share

Ciguas

Cigua_Dulus_dominicus

Qué día llegaron a mi calle, no sé. Si sé dónde llegaron. Hicieron su nido en la palma real de una de las casas de la acera del frente, a tres casas de donde resido.

Y allí progresaron hasta llenar las ramas de nidos más pequeños y luego vinieron a establecerse también en los huecos del alero de la casa vecina y también en la ventana del baño de nuestra residencia.

Ventana que en ocasiones no se abre o no se acaba de cerrar por no perturbar a sus inquilinos.

Ni qué decir que las mañanas son un encanto con el frescor unido al gorjear de tantos pajaritos. Por aquí, por allá, las delicadas voces impregnan el espacio con un suave clamor mientras el sol remonta el alto cielo y llega la hora de marcharme.

Una palma, muchas ciguas.
A su faena cada quien.

Dando brinquitos
es que la cigua camina.
Primavera.

Rafael García Bidó
(Santo Domingo, República Dominicana)

Imagen: Wikipedia

Share

Paseo del Prado

Cuba Chanel Show

Paseo del Prado:
modelos de Chanel,
pocos indígenas.

Kaishi

Share

Cerca de espinos

lagartijas2

Cerca de espinos
Escampó. Se aparean
dos lagartijas

Share

Ante ella orino

While urinating,
I feel slightly self-conscious
Before the spring moon.

Ante ella orino:
la luna en primavera
me azora un poco.

Richard Wright

Fuente:
Wright, Richard: Haiku, This Other World. Anchor Book, 2000
Versión libre: JB

Share

Albaricoque en flor

Zhao_Chang_-_Apricot_Blossoms_Painting_from_Life

Akindo wo hoeru inu ari momo no hana

Al mercader
le ladra el perro.
Albaricoque en flor.

Buson

Esta es una estampa de una pequeña aldea en primavera. Parecìa que el vendedor iba a entrar en la casa y el perro que dormitaba a la entrada, súbitamente, comienzó a ladrar. Surgen preguntas: ¿Cuál es la (indudable) conexión entre el perro que le ladra al vendedor y los albaricoques florecidos que cuelgan de los muros por doquier? ¿También las flores, a su colorida manera, están ladrándole a todos y cada uno? ¿Está el perro floreciendo a través del sonido y así expresa su participación en el flujo a través del cual colmamos la ley de nuestro ser? He aquí un pasaje del Saikontan* que tiene un enorme parecido con los versos de Buson:

Los ladridos de un perro en una aldea de albaricoques florecidos;
El canto de un gallo entre las moreras.

Y en otro pasaje del mismo libro, hay una insinuación del sentimiento que quizás animó a Buson a escribir dichos versos:

El ladrido de los perros y el cantar de los gallos tras las vallas de bambú me elevan al reino de las nubes.

*Escrito por Hang Ming Ying (1575-1619)

Fuente:
R. H. Blyth. Haiku. Vol. II. Hokuseido. Tokyo, 1950
Versión libre: JB

Share

Un pedregal

Mirabilis jalapa_JB

Un pedregal…
Porque sí, floreció
la maravilla

Share

Sonarse la nariz

Ito Jakuchu 1716 - 1800-_Plum_Blossoms_from_Seiran'en_Painting_Album_

Tebana kamu oto sae ume no sakari kana

Alguien se suena
la nariz con la mano.
Ciruelo en flor.

El sonido, corto y definitivo, agudiza de momento el sentido del olfato de Bashô, ya que fue súbitamente consciente de lo que estaba haciendo en uno de esos días, aspirando el aroma de las flores de ciruelo y absorbiendo su leve y profundo blancor. Lo que impresionó a Bashô fue el hecho de que sonarse la nariz con la mano no le pareció algo sucio o poco caballeroso, sino que lo toma tal cual fue, una acción, un sonido, un fenómeno de la naturaleza, no separado en su esencia de la vista y el olor de las flores de cerezo.

He aquí un verso de Issa que va más allá que el de Bashô:

Hatauchi ya tebana wo nejiru ume no hana

Arando el campo…
Se limpia la mano mocosa
en las flores de cerezo.

Hacerlo en un fino pañuelo de batista está bien, pero no en las sobresalientes ramitas floridas. En verdad Wordsworth dijo:

Y la costumbre te cubre con su pesantez
helada y honda, casi como la vida.

Fuente:
R. H. Blyth: Haiku. Vol II. Hokuseido. Tokyo, 1950
Versión libre: JB

Share

Haiku en Albacete

haiku en albacete1

Fallo del Décimo Concurso de Haiku de la Biblioteca de la UCLM

Reunido el jurado del décimo premio de Haiku de la Biblioteca Universitaria de Albacete, el mediodía del día 22 de abril de 2016, deciden conceder los siguientes premios:

Primer premio: José Cortijo

Desde el quijero…
El brillo de la trucha
entre las ovas

Segundo premio: José Ángel Cebrián

solar en venta,
tres calcetines húmedos
sobre la valla

Tercer premio: Ana María López

Olor a tomillo.
Excrementos de cabra
marcan el sendero.

Accésit: Alberto Yagüe

en el deshielo-
remonta la cascada
la mariposa

Accésit: Pilar Alcón

Entre los muelles
del colchón oxidado,
la enredadera

Accésit: Jesús Ortuño

Gotas de abril
Huele a tierra mojada
Sólo respiro

Accésit: Antonio Martínez

hilera de prunos-
imposible no pisar
sus pétalos

Mención especial: María Elena Gutiérrez

Apenas luces
con un silencio frío.
El gorrión mira.

***

La entrega de premios tuvo lugar el pasado lunes, a 1:00 pm. en el hall de la Biblioteca de la Universidad.

¡Enhorabuena a los galardonados!

Fuente: Haikus en Albacete

Share