Tag Archive: Primavera

La flor real

La flor real
me recuerda el aroma
de la soñada.

Alberto Armenteros

Share

La luciérnaga

 

Hoy se cumplen 20 años de la partida del gran poeta cubano Gastón Baquero (Banes, 1918-Madrid, 1977). Susurremos uno de sus hermosos poemas…

La luciérnaga

Para José Alfredo Pérez Alencar, hijo

Un haiku de Matsuo Bashó, el haiyin de los haiyines,

canta:

‹‹Perseguida la luciérnaga / se esconde en la luna››.

Cierto, le digo al poeta del laúd de nácar, desde niño

descubrí sujetando las alas de la esmeralda en vuelo,

lo que llamais luciérnaga posada en la camelia, y nosotros

llamamos cocuyo engarzado a la ceiba, y también falena,

que existe un lazo de amor entre

la fosforecente luna y el refulgente cocuyo.

Conocí para no olvidarlo jamás ese lazo de amor

entre el astro y el insecto, porque

la luna me hablaba desde el cielo, y decía:

‹‹deja en paz la luciérnaga: me hace falta

esta noche para alumbrar mi fiesta

de todos los otoños››.

Obedecía el niño

como siempre a la luna. En la ventana principal

del cielo aparecía feliz la tímida luciérnaga.

Miraba sonriente al niño, y con suavidad

movía sus alas. Quería enviar desde

el reino esmeralda de sus ojos, un signo de

gratitud, un himno de esperanza.

Share

Barcarola

Cuatro haikus publicados en la Revista de Creación Literaria BARCAROLA, Diciembre 2015:

Resplandeciente,
la nube tras las ramas
del roble en flor

Ipil ipil*
Algo que zumba y calla
en la hendidura

¿El río? Allí…
Dice el ciego apuntando
hacia el frescor

Un perro viejo
El polvo que levanta
se posa en él

*Ipil ipil: Leucaena leucocephala. Especie arbórea perteneciente a la familia de las Leguminosas o Fabáceas. En Cuba también se le conoce como aromo blanco.

Share

Ishikawa Takuboku

13 de abril de 1912

Madrugada. Takuboku cae en estado de coma. A las 9:30 fallece. En su cabecera están el padre, la esposa y su amigo Bokussui Wakayama. El certificado de defunción señala como causa de muerte la tuberculosis pulmonar. Su entierro se realiza el día 15, en el templo Tôkôji, en Asakusa, Tokío.

Realizar un milagro cualquiera
y desaparecer
mientras aun están sorprendidos

El largo corredor del hospital
y el deseo de ir, una vez,
hasta el fin

Mi bigote
torcido hacia abajo
el rostro del tipo que odio últimamente

Fuente:

Takuboku Ishikawa: Tankas. Traducción: Masuo Yamaki y Paulo Colina. Aliança Cultural Brasil-Japão. São Paulo, 1991

Versión libre: JB

Fuente: En Clave de Haiku

 

Share

Para ayudar al viento

Para ayudar al viento,
corre el muchacho
con su cometa

Rodolfo De La Fuente

Share

Día de limpieza

Día de limpieza.
Los libros del difunto
en la basura.

Kaishi

Share

¿Haikus de amor?

Amigas y amigos de este blog:

Como regalo de San Valentín, le invito a leer esta entrada de mi primer blog. Tiene una recopilación de haikus en los que el amor está presente de un modo u otro. Los comentaristas aportan sus propios haikus y valoraciones muy estimulantes en torno a este asunto. Quienes no tengan acceso a internet y estén interesados en recibir la información, pueden hacérmelo saber con un comentario aquí y yo se la enviaré, vía correo electrónico.

Saludos desde Alamar.

***

Kiri ni kanashi to
kokoro toke futari
soiyukeri

霧にかなしと心とけ二人そひゆけり
ISSÔ

En la bruma tristemente
dos que caminan fundiendo
en uno sus corazones

Traducción: Vicente Haya

Share

Milagros

Walt Whitman

Hace unos días, la entrañable haijin Mercedes Pérez publicó este mensaje en El Rincón del Haiku: Os comparto este poema de Whitman. Seguro que lo conocéis, pero no está de más recordarlo. Creo que tiene ese espíritu afín con el haiku. Os dejo el enlace de la página donde lo he leído.

Gracias, amiga, por compartir un texto tan hermoso.

***

MILAGROS

Por que hacer tanto alboroto por un milagro?
Yo sólo conozco milagros,
ya sea que camine por las calles de Manhattan,
o mire hacia el cielo por encima de los techos de las casas,
camine por la playa con los pies descalzos al borde del Mar,
o permanezca de pie, debajo de los árboles del bosque…
Observe a las abejas volando en torno de la colmena en el verano,
o a los animales que pastan en las praderas,
o las aves o la maravilla de los insectos en el aire,
o la maravilla de la puesta del sol,
o de las estrellas que resplandecen tan calladas y brillantes,
o la exquisita curva delicada de la luna nueva en primavera.
Estos y los demás, todos, son milagros para mí.
Todo está vinculado y sin embargo, cada cosa es diferente y ocupa su propio lugar.

Para mí cada hora de luz y oscuridad es un milagro,
cada centímetro cúbico de espacio es un milagro,
cada metro cuadrado de la superficie de la tierra contiene lo mismo;
cada fragmento de su interior bulle con lo mismo.

Para mí el mar es un milagro continuo,
los peces que nadan, las rocas, el movimiento de las olas,
las barcos y sus navegantes.
¿Es que existen milagros más extraños?

Walt Whitman
(1819 – 1892)

Share

Pájaros

micro-pajaros

Día tras día, siempre al amanecer, bandadas de pájaros negros vuelan hacia el este. Pasan por encima de mi casa, son tantos que por momentos motean el cielo. Día tras día, siempre al anochecer, bandadas de pájaros negros vuelan hacia el oeste. Los veo cuando regreso del trabajo, casi siempre me embeleso ante el espectáculo. A veces he tenido un día muy malo, pero la invariable rutina de los pájaros me confirma que todo sigue un orden superior, un orden al que me entrego, que me sosiega…

Yuris Nórido

Share

Diecisiete cortezas

Diecisiete cortezas

diecisiete cortezas 3

Share