Tag Archive: España

Ser Aire: Dictamen Final

Medellín, julio 31 de 2017

En esta segunda convocación la composición musical está compuesta por 77 haikus, de 34 autores, provenientes de 8 nacionalidades (15 de España, 7 de Colombia, 4 de Argentina, 3 de Cuba, 1 de Venezuela, 1 de Uruguay, 1 de Francia y 1 de Suecia).

Se contó con la participación de 69 haijines provenientes de 12 nacionalidades. La calidad de los haikus participantes en un gran porcentaje fue de un alto nivel. Muchos de los no elegidos esconden tesoros que vale la pena seguir excavando. ¡Cuántos haikus no relucen como joyas después de cortar un solo ángulo!

Como en la primera convocación, lo que se propuso no fue un evento competitivo, sino la posibilidad de conjuntar una creación colectiva donde la autoría individual fuera secundaria y el valor de cada haiku, en su enunciación simple, directa, equilibrada, armónica, profunda… determinara su valor elegible y acorde con el eje central de la convocación: el elemento AIRE.

Los 69 trabajos enviados (la mayoría compuesta por 5 haikus), identificables sólo por un sistema simple de numeración, fueron evaluados por el maestro Vicente Haya quien realizó la primera selección. Para esta oportunidad, el maestro Haya eligió 5 haijines a quienes por la calidad de sus haikus designó “maestros de afinación”. Eligió también 8 haikus individuales para ocupar lugares especiales y 2 grupos de haikus a los que denominó “solistas” y “coro”.

Cada uno de los maestros de afinación debió seleccionar un número definido de haikus solistas (4) y de coro (6) que deberían acompañar sus propios haikus (4-5). Con esta preselección se empezaron a construir los 5 movimientos que componen esta convocación. Debido a que se presentaron bastantes coincidencias entre las selecciones de los maestros de afinación, se hizo necesario reacomodar estas para integrar el total de los haikus seleccionados originalmente (77), pero respetando, en lo posible, el orden propuesto por cada maestro de afinación.

Los cinco maestros de afinación fueron los siguientes:

• Mercedes Pérez Pérez de España.
• Rafael Castillo de España.
• Gorka Arellano de España.
• María Julia Guzmán de Argentina.
• Xaro Ortola de España.

Fuente:

Haiku-Dô Medellín

 

Share

Invernales haikus bélicos

 

En la nieve,
como a una bestia
lo matamos.

Hasegawa Sosei

***

Batalla ganada,
entre tanto silencio
está nevando.

Fura

***

Noche de nieve.
Pronto los centinelas
se vuelven blancos

Sumio

***

Oscura la noche fría,
acabada la batalla,
conservo la vida.

Sosei

***

Sin poder dormir
una hoguera nocturna
rodeamos.

Sosei

Fuente:
Seiko Ota & Elena Gallego: Haikus de guerra. Hiperión. Madrid, 2016

Share

¿Haikus de amor?

Amigas y amigos de este blog:

Como regalo de San Valentín, le invito a leer esta entrada de mi primer blog. Tiene una recopilación de haikus en los que el amor está presente de un modo u otro. Los comentaristas aportan sus propios haikus y valoraciones muy estimulantes en torno a este asunto. Quienes no tengan acceso a internet y estén interesados en recibir la información, pueden hacérmelo saber con un comentario aquí y yo se la enviaré, vía correo electrónico.

Saludos desde Alamar.

***

Kiri ni kanashi to
kokoro toke futari
soiyukeri

霧にかなしと心とけ二人そひゆけり
ISSÔ

En la bruma tristemente
dos que caminan fundiendo
en uno sus corazones

Traducción: Vicente Haya

Share

Hojas en la acera No. 32

Hojas en la acera 31 a

“Recorre a menudo la senda que lleva al huerto de tu amigo, no sea que crezca la maleza y te impida ver el camino.“

(Proverbio indio)

HOJAS EN LA ACERA nació de una amistad, la amistad de un grupo de amigos enamorados del haiku. Esta gaceta sigue estando en la red y activa porque esos amigos siguen recorriendo los huertos de cada uno para sembrar sus pequeños poemas y alegrarse en su recogida.

Posiblemente mantener la amistad es tan sencillo como escribir un haiku. Nuestro empeño en introducir en sus versos demasiadas cavilaciones lo hacen complicado. He ahí su difícil sobriedad: vaciar hasta alcanzar una sencilla mirada que no tenga más que Nada.

Y esta gaceta no sólo la redacta un grupo de amigos, sino que consideramos amigos a sus lectores. Una amistad para seguir aprendiendo y disfrutando del camino del haiku.

Entre la páginas de este número 32 no sólo podréis leer artículos que nos hablan sobre la amistad y el haiku, sino los haiku premiados en los concursos de Haiku Barcelona y los de la Facultad de Derecho de Albacete; entrevistas a muchos amigos conocidos; información del nacimiento de una nueva editorial sobre haiku: Ediciones Yoshino; haikus publicados en la Revista Norteamericana de la Lengua Española y como siempre la lista de haikus de nuestro kukai que cumple ya su 28 edición.

Junto a este número podréis descargaros un suplemento especial sobre renku Viento de otoño. Un ejercicio poético sobre haiku para celebrar la amistad. En el suplemento hallaréis todo la información necesaria para que podáis reuniros un grupo de haijines y escribir uno vosotros mismos.

Esperamos que os guste este número 32 lleno de haikus y amigos.

Agradecer a nuestro amigo Grego, administrador de Paseos.net, su colaboración en las fotografías de las portadas.

Felices Fiestas, y un abrazo de amistad del equipo de redacción para todos los lectores de HELA.

REDACCIÓN DE
HOJAS EN LA ACERA

***

Este número y el renku Viento de Otoño puede copiarse gratuitamente en: www.hela17.blogspot.com

A los interesados que no tienen internet, les reitero el ofrecimiento de enviárselos por alguna otra vía si me lo hacen saber en la sección de comentarios de esta entrada.

Saludos desde Alamar.

Share

Nueva revista en El Rincón del Haiku

Logo Rincon del Haiku

Con mucha alegría recibimos la noticia de que salió a la luz una nueva revista en el Rincón del Haiku, espacio cimero de la promoción y estudio del haiku en el mundo hispano parlante. Enhorabuena.

***

A través del enlace,  podéis acceder a los tres apartados principales de “El Rincón del Haiku”: revista actual (contenidos nuevos), revista clásica (contenidos 2001-2016) y foros.

Además del foro y de la revista clásica que tantos años llevan siendo reflejo del haiku en castellano, hemos añadido una “Revista Actual”, en la que aparecen un buen puñado de nuevas series con grandes colaboraciones mensuales:

Haikus Infantiles: Coordinada por Vicente Haya

Espacio Luna Alfanje: Creada por Julia Guzmán y Jorge Giallorenzi (Argentina)

Nubes de paso: Haigas de Ángeles Hidalgo, Kaur

Senryu de estación: Creada por Jorge Braulio (Cuba)

Hijos de Kung fu: Creada por Frutos Soriano

En la orilla: Colección de haibun de Ángel Aguilar

Diente de león: Serie creada por Toñi Sánchez, diente de león

Actualidad: De todo un poco. Arrancamos con una entrevista a Léster Flores (Ediciones, Yoshino, Cuba)

La sección del foro “Revista ERDH: Contenidos” queda a vuestra disposición para acoger comentarios, reflexiones y preguntas que nos sirvan para seguir mejorando y creciendo junt@s en el haiku-dô.

Un fuerte abrazo, compañer@s.

El Equipo de Administración

Share

ACTA DEL FALLO DEL VIII CONCURSO DE HAIKU FACULTAD DE DERECHO DE LA UCLM

uclm

A las 20 h. del día 30 de noviembre de 2016 se reúne en Albacete el jurado del VIII Concurso Internacional de haiku de la Facultad de Derecho de Albacete (Universidad de Castilla-La Mancha), compuesto por los siguientes miembros: Fructuoso Soriano, Elías Rovira y Ángel Aguilar, con la colaboración de los miembros de la Facultad de Derecho Diego Gómez y Tomás Vicente. Se procede a la votación de los premios del Concurso por el jurado, y tras la misma, se decide además otorgar una serie de menciones, así como realizar una selección para la publicación de una antología.

Antes de nada, el jurado desea manifestar su satisfacción por los centenares de haikus recibidos y la gran calidad de la mayoría, si bien también se debe reconocer que son muchos aún los autores que siguen escribiendo en el formato de un haiku, poesía occidental: con rimas, títulos, recursos literarios, reflexiones, pensamientos, sentimiento, etc. No obstante, y como se ha dicho, en general el nivel ha sido muy elevado.

Los premios han sido los siguientes:

Premio a la mejor serie de haiku, con un premio de 300€ a Xaro Ortolá Reig (Altea, Alicante):

juegan los niños,
en la barca partida
del arrozal

un aire frío…
las campanas que suenan
son por mi padre

almendro silvestre,
una mitad con hojas
la otra con flores

truenos lejanos…
apoyada en el pruno
la vieja azada

pequeño gorrión…
encarando a la tórtola
se lleva el pan

No ha sido necesario escudriñar en cada verso, ni el análisis concienzudo de cada composición: la simple lectura de esta colección transmite esa conmoción tan inherente al haiku, esa sorpresa nacida de un potente aware, transmitida impecablemente a través de cinco grandes haiku: una serie completa, homogénea, sin altibajos que no puede dejar indiferente a quien los lee. ¡Cómo hacer sentir a un lector sin que el haijin narre sus sentimientos, el sentimiento de la pérdida de un padre a través del frío y el sonido de campanas! ¡Cómo vivir sin que nos lo describan, la felicidad de unos niños! Y así lo que la Naturaleza puede hacer sobre un almendro, cómo con un zoom que sale de los truenos hasta llegar a la humana azada pasa por el pruno, o sencillamente, describir sin decirla, la grandeza de un humilde gorrión… Lo dicho, ha sido posible quedar indiferentes.

Al mejor haiku y con un premio de 200€ a Mercedes Pérez (Madrid), con:

espigas al viento…
en silencio se descalza
el pescador

Se ha valorado, en primer lugar, lo que llega con una simple lectura. Brisa, silencio… contemplación por los cinco sentidos, convirtiendo en sinergia el despojamiento del pescador con el de la autora en sus recursos: sencillez sin simpleza. Técnicamente, el haiku se plasma de manera impecable: un kigo sutil con dos polos de comparación interna cuya yuxtaposición es pura armonía: viento/espigas, y tras la cesura, silencio/gesto humano/agua.

Mención a la serie de haikus de Jorge Braulio Rodríguez Quintana (Habana del Este, Cuba):

En el estuche
del trombón, el zumbido
de un abejorro

Olor a sopa
Por la viga del techo
va y viene el gato

Leve, la sombra
de la nube a través
del campo en llamas

La tos del viejo
que recoge cerezas
Anochecer

Agua cayendo
en el agua: la noche,
menos oscura

El autor no deja ni un solo sentido sin tocar en esta serie. Quien lee puede saborear, palpar, oler ver y oir a la Naturaleza. Homogénea e interesante.

Mención a la serie de haikus de Ana López (Albacete):

Segando el heno…
En el tocón cubierto
de musgo, un yesquero.

Silencio en el claustro.
Vuelan dos golondrinas
bajo su bóveda.

Lluvia torrencial.
Medio ahogada la mosca
en el alféizar.

Final de agosto.
A un tiempo: sol de ocaso y
naciente luna llena.

Chopo centenario.
El brisar de las hojas
bajo su umbría.

Se ha valorado la comunión con la naturaleza a la que el lector se ve abocado en la lectura de esta serie. También la evocación a los clásicos: La grandeza de soles y lunas de Basho, los insectos sufrientes Issa, el asombro y conmoción de Buson y la frescura renovadora de Shiki.

Mención a la serie de Félix Arce (Soria):

atardece,
la gata mira muy quieta
su propia sombra

lluvia en la mañana,
al otro lado del bosque
la llamada del afilador

brisa en la bahía,
la luz del sol transparenta
la oreja del bebé

lluvia de mayo,
en venta la casa
del último dulzainero

frente al río
en la mirada de mi hermano
la de mi padre

Una lección del ritmo en el haiku, de cómo incumpliendo el clásico 5-7-5, se consigue el pleno sabor a haiku aunando forma y el contenido.

Mención al haiku de Cecilia Mercedes Iunnisso (Rosario, Argentina):

Sigue a la hormiga
la sombra con su carga
entre guijarros

Un aware percibido por una extraordinaria comunión con la naturaleza, con la inocencia de contar ¡hasta la carga!: mirada infantil sobre las cosas que sencillamente son.

Mención al haiku de Hernán Talavera (Albacete):

No se ve, pero…
¡shh! Desde aquí se oye
el riachuelo

Llama la atención cómo un haiku que nace del propio “yo” del autor, acaba por buscar la complicidad de quien lo lee, anulando por completo la figura de quien vivió el aware.

Mención al haiku de Raúl Fortes Guerrero (Valencia):

Se aleja el mirlo.
El eco de su trino
en el ocaso…

De cómo una mínima rima debe ser aceptada para no estropear un gran haiku: la sencillez de la naturaleza percibida y representada en estado puro. Un espacio se llena, a pesar de la ausencia del mirlo.

Mención de haiku a Lester Flores (La Habana, Cuba):

A la puerta
del cementerio, una vela
apagada

Un haiku penetrante, cargado de wabi-sabi, que tiene un kire en mitad del segundo verso, algo no demasiado frecuente, y que genera un efecto muy singular en su lectura. Un cementerio (la nada) y a sus puertas una vela ¡apagada!

¡Enhorabuena!

Share

Haiku en Albacete

haiku en albacete1

Fallo del Décimo Concurso de Haiku de la Biblioteca de la UCLM

Reunido el jurado del décimo premio de Haiku de la Biblioteca Universitaria de Albacete, el mediodía del día 22 de abril de 2016, deciden conceder los siguientes premios:

Primer premio: José Cortijo

Desde el quijero…
El brillo de la trucha
entre las ovas

Segundo premio: José Ángel Cebrián

solar en venta,
tres calcetines húmedos
sobre la valla

Tercer premio: Ana María López

Olor a tomillo.
Excrementos de cabra
marcan el sendero.

Accésit: Alberto Yagüe

en el deshielo-
remonta la cascada
la mariposa

Accésit: Pilar Alcón

Entre los muelles
del colchón oxidado,
la enredadera

Accésit: Jesús Ortuño

Gotas de abril
Huele a tierra mojada
Sólo respiro

Accésit: Antonio Martínez

hilera de prunos-
imposible no pisar
sus pétalos

Mención especial: María Elena Gutiérrez

Apenas luces
con un silencio frío.
El gorrión mira.

***

La entrega de premios tuvo lugar el pasado lunes, a 1:00 pm. en el hall de la Biblioteca de la Universidad.

¡Enhorabuena a los galardonados!

Fuente: Haikus en Albacete

Share

En los bolsillos huesos de melocotón

En los bolsillos huesos de melocoton1

por Verónica Aranda

Es más que conocida la influencia que ha ejercido el haiku en España en los últimos años y la proliferación de publicaciones, estudios críticos y antologías de haiku en español como Un viejo estanque, que salió en la editorial Comares y reunió tanto a haijines españoles como hispanoamericanos. Por otro lado, dentro de esta “moda” del haiku, mucha gente se ha lanzado a escribir y catalogar bajo ese nombre lo que no son más que poemas breves que al incorporar metáforas u otras “florituras”, de ningún modo funcionan como haikus.

No es el caso de Isabel Pose, que es una de las mejores haijines de nuestro país. Lleva años profundizando en la teoría y la filosofía de este género breve nacido en Japón en el siglo XVIII y fue discípula de Vicente Haya. Ha sido premiada en varios certámenes internacionales como el prestigioso Samurai Hasekura o el Haiku No-Michi. Forma parte del equipo de redacción de la gaceta de haiku “Hojas en la acera”.

El haiku es lo que se dice y, sobre todo, lo que no se dice, y los haikus de En los bolsillos huesos de melocotón destacan por su atmósfera intimista. Haikus que nos hablan de una soledad serena, de enfermedad, que nada tienen que envidiar a los de Shiki:

Del otro lado de la montaña
trae al enfermo
un manojo de menta.

Haikus de una enorme plasticidad y mirada flexible, milimétrica, que nos dibujan algunas escenas interiores muy sugerentes y llenas de vida:

En el patio del fondo,
la madre del samurái
planta glicinas.

El haiku es sencillo en su esencia, un ejercicio de desprendimiento que tiene que abandonar el yo para dejar constancia de ese asombro (aware) o ese encuentro entre la mirada del poeta y la naturaleza, que dura un instante, transmitiendo al lector un poso de armonía, la mística del paisaje. Ese instante pueden ser décimas de segundo, el tiempo que dura un relámpago:

A la luz del relámpago:
el plumaje de un pájaro
mojado de lluvia.

En general, los haikus de Isabel Pose no siguen la pauta del 5-7-5, lo cual es otro falso mito. Se puede escribir este género sin seguir el esquema métrico de las 17 sílabas, y la disposición tampoco tiene que ir necesariamente en tres versos. Por otro lado, también hay espacio para los haikus de temática urbana, que la autora plasma con maestría y nos deja flashes a modo de secuencias cinematográficas como “un plano de Roma” desplegado en el asiento de al lado o las noticias del frente que emite la radio mientras una mujer “descorazona ciruelas”.

En todos los haikus hay espacios en blanco, deben sugerir más que decir, y hablar de algún modo del silencio porque son gestados en la contemplación. Como bien explica la autora en la introducción, “para permitir que un haiku entre en nosotros es necesario que nuestra mente esté en silencio, sin estar analizando ni procesando nada”:

Sin nadie a quien hablar.
En la montaña
esperando el invierno.

El libro, bellamente editado por Polibea en su colección “el levitador”, en consonancia con la elegancia y la austeridad del haiku, se divide en tres secciones. Llama la atención la parte central, titulada “Anti-haikus”, que no llegan a ser haikus por su exceso de “subjetividad” o porque incorporan metáforas. Es todo un gesto de honestidad por parte de la autora haberlos incluido en el libro y, al mismo tiempo, es muy pedagógico porque nos ayuda a identificar lo que se aleja de los cánones que, sin embargo, puede funcionar a la perfección como poema breve.

El libro acaba con unos tankas, un subgénero que apenas se practica en España y que fue muy popular en la corte nipona, especialmente durante el periodo Heian. Los amantes recurrían con frecuencia a este tipo de poema para enviarse mensajes con un significado que sólo ellos podían entender. Por lo tanto, en el tanka sí que está permitida la subjetividad y la expresión de los sentimientos, y suele estar compuesto de 31 sílabas de 5-7-5-7-7, admitiendo también otras combinaciones. Curiosamente, sigue siendo la poesía predilecta en Japón y hay casos de bestsellers actuales escritos en tankas.

Fuente: La tormenta en un vaso

Share

Fallo del I Certamen Internacional de Haiku HAIKUNVERSACIONES

HAIKUNVERSACIONES

Siendo las 19 horas del día 16 de febrero de 2016, se reúne el Jurado del “I Certamen Internacional de Haiku HAIKUNVERSACIONES”, organizado por el Grupo HAIKUNVERSACIONES y la BIBLIOTECA PÚBLICA PAMPLONA-YAMAGUCHI de Pamplona, compuesto por los siguientes miembros: Carmen, Feli, Iris, Lenna, Luelir, María Salud, Maribel, Martín, Pilar, Sua, y Yama

Se ratifican las valoraciones efectuadas en las sesiones de trabajo correspondientes, dando como resultado:

Premio especial, al conjunto de tres haikus, ganador del certamen.
Rafael Castillo Morales
Albacete

1º premio al mejor haiku individual
Gorka Arellano Pérez de Lazárraga
Tudela – Navarra

2º premio al mejor haiku individual
Sandra Pérez
CABA / Argentina

3º premio al mejor haiku individual
Alberto Yagüe Frías
Albacete

Mención Especial del Jurado
Laura Lakarra Lanz
Estella-Lizarra – Navarra

Finalista
Luis Miguel Martín Antón
Burgos

Finalista
Xaro Ortolá Reig
Altea – Alicante

Finalista
Luis Alberto Plaquin
Ezeiza – Provincia de Buenos Aires – Argentina

1.Presentación de Haikus ganadores

Hemos estudiado 462 haikus de 154 participantes. No todo lo recibido era Haiku aunque tuviera su métrica; ni greguerías, ni sentencias, ni una frase bella o tres frases sin conexión son Haikus, tampoco lo son las agudezas humorísticas. El Haiku en castellano, sin embargo, goza de muy buena salud en las dos orillas del océano Atlántico y se percibe en los Haikus ganadores.

Al leer los haikus de Rafael, Gorka, Sandra, Alberto, Laura, Luis Miguel, Xaro y Luis Alberto, …
verán saltamontes y olivos y alguna seta,
percibirán el olor del tomillo y el de la lluvia,
oirán el graznido de las grullas, el canto del zorzal, el ruido del agua, la voz de un búho y el croar de las ranas en la laguna, junto a la luna llena.

Nubes o sol, tardes de otoño y noches heladas o de verano.
Pero puede que todo esté en silencio, que se perciba la ausencia, que te invite al recogimiento…, ni una sola hoja, ni un solo pío.

Como ven, es como vivir un sueño. Cada Haiku te transporta a un escenario de sensaciones, te abraza a la naturaleza de la que somos parte, te coloca los sentidos en máxima alerta porque el todo está en 17 sílabas.

Escribir Haikus es transmitir para que el lector sueñe, imagine y sienta lo que el escritor percibió en la Naturaleza.

El haiku percibe realidades y transfiere sueños.

Santiago Larreta esbozó este Grupo, con algunos de nosotros, en 2009, unos meses antes de su muerte. En recuerdo de su amistad y su buen hacer en el Haiku va dedicado este Certamen.

Nuestro agradecimiento a todos los participantes, al Gobierno de Navarra y su Servicio de Bibliotecas, al Ayuntamiento de Pamplona, Editorial Satori y al Grupo Nihonnipon, que de una forma u otra han colaborado en este Certamen.

La entrega de los premios se efectuará el día 22 de abril, viernes, a las 19 h en la Biblioteca Pública Pamplona-Yamaguchi (Plaza Yamaguchi 12, planta baja. Pamplona)

2.Los Haikus ganadores.

Premio especial, al conjunto de tres haikus.
Ganador del Certamen
Rafael Castillo Morales
Albacete

Tarde de sol:
entre falso azafrán
los saltamontes.

Nubes de abril.
Debajo del olivo
lengua de vaca*.
(*anchusa azurea, lenguaza)

Se alza la niebla.
Entre tomillos y cardos
alguna seta.

***

1º premio al mejor haiku individual
Gorka Arellano Pérez de Lazárraga
Tudela – Navarra

Gélida noche –
Más allá de la niebla
graznan las grullas

2º premio al mejor haiku individual
Sandra Pérez
CABA / Argentina

Antes del alba
el canto de un zorzal,
olor a lluvia.

3º premio al mejor haiku individual
Alberto Yagüe Frías
Albacete

dentro el silencio-
en la tarde de otoño
ruido de lluvia

Mención Especial del Jurado
Laura Lakarra Lanz
Estella-Lizarra – Navarra

Huerto de almendros.
Ni una hoja en las ramas
ni un solo pío.

Finalista
Luis Miguel Martín Antón
Burgos

Noche estival.
Dentro de la laguna
la luna llena.

Finalista
Xaro Ortolá Reig
Altea – Alicante

senda entre pinos;
más allá de la niebla
la voz de un búho

Finalista
Luis Alberto Plaquin
Ezeiza – Provincia de Buenos Aires – Argentina

Brisa templada.
En un jardín sin luz
croar de ranas

Share

Hojas en la Acera No, 29

hojas en la acera 1

De nuevo comenzamos esta editorial con palabras de la poeta japonesa Toyo Shibata que a la edad de 90 años publicó su primer libro de poemas.

“Al anochecer,

nubes de un rojo vivo.

Por la noche,

el cielo cuajado de estrellas.

También tú necesitas

alzar los ojos al cielo.”

 ¿Escribir haiku provoca que el haijin sea más consciente en su vida diaria? ¿Es el haiku el causante de que nos fijemos en detalles más allá de las palabras? ¿Hacía donde nos lleva ese pequeño poema?

También tú necesitas alzar los ojos al cielo, sería la respuesta de Toyo. Necesitamos estar atentos para poder plasmar no sólo con palabras lo que se nos ofrece a nuestra mirada, sino para reconocer y discernir lo que verdaderamente es auténtico ante nosotros.

Este número 29 de marzo nos viene bien lleno de color. Hemos querido destacar los trabajos de ilustración de varios autores que conoceréis en estas páginas, algunos más conocidos que otros.

También, y muy especialmente, queremos retomar una idea que ya pudisteis leer en número anteriores y es el proyecto “365 haibun”. Os contamos cómo participar y demás información.

Hace un par de meses iniciamos una cuenta de Facebook de HOJAS EN LA ACERAHELA Gaceta de haiku. En este cuenta queremos mostrar, los proyectos, libros, noticias, haikus y autores que damos a conocer en nuestras páginas. Os invitamos a que la visitéis y que la deis a conocer.

Por último, destacar una nueva sección que hemos abierto en la gaceta: LA TRIBUNA DEL HAIKU. Una sección de debate de los temas que más nos interesan sobre el haiku.

Gracias amigos y amigas lectoras

de vuestra gaceta de haiku:

HOJAS EN LA ACERA.

***

Este número puede copiarse gratuitamente en: www.hela17.blogspot.com

A los interesados que no tienen internet, les reitero el ofrecimiento de enviárselo por alguna otra vía si me lo hacen saber en la sección de comentarios de esta entrada.

Saludos desde Alamar.

Share