Category Archive: Aprender del pino

Taller sabatino

Taller “En Clave de Haiku”

Lugar:
Casa de la Poesía en su sede del Liceo Artístico y Literario de La Habana

Sábados 9 y 16 de diciembre.
Hora: 10:00 am

Coordinador: Jorge Braulio Rodríguez Quintana

Share

Inspiración Haiku

Hace unos días recibí un regalo virtual. El pintor cubano Felipe Alarcón Echenique publicó en mi Biografía de Facebook esta hermosa obra, que forma parte de una serie titulada: “Inspiración haiku”, con el siguiente mensaje: Inspirado en usted Maestro…

Una imagen y cuatro palabras que me han conmovido mucho.

Un gesto que añade a mi vida profesoral nuevas estrellitas multicolores.

Gracias, Felipe.

Share

Nueva edición del Taller En Clave de Haiku

Como parte de las actividades veraniegas programadas por la Oficina del Historiador de la Ciudad, La Casa de la Poesía convoca a una nueva edición del Taller En Clave de Haiku.

Coordinador: MSc. Jorge Braulio Rodríguez.

Lugar: Casa de la Poesía. Liceo Artístico y Literario. Plaza de la Catedral. La Habana.

Hora: 2:00 pm.

Están previstos cuatro encuentros:

4 y 18 de julio
8 y 22 de agosto

Al finalizar el Taller, los participantes recibirán un documento acreditativo emitido por la dirección de Extensión Universitaria de la Universidad de las Artes-ISA.

Los interesados que no residan en la ciudad de La Habana, pueden participar de manera virtual, si envían un mensaje a esta entrada, con los siguientes datos, que no serán publicados:

Nombres y apellidos.
No. de Carnet de identidad
Dirección postal
Dirección electrónica

Una vez recibidas estas informaciones, el coordinador se comunicará con cada interesado para perfilar los detalles de su participación.

Cualquier otra aclaración, a través de un mensaje a esta entrada.

Share

Breve guía martiana del haijin

José Martí_28 de enero de 1853

(Los fragmentos seleccionados corresponden a las Crónicas que José Martí dedicó a Ralph Waldo Emerson y Walt Whitman respectivamente)

SIMPLIFY. SIMPLIFY. SIMPLIFY.
H.D. Thoreau

(One “simplify” would have been enough.)
R.W. Emerson

 

1

 El dolor ha de ser pudoroso.

Si no le entendían, se encogía de hombros: la naturaleza se lo había dicho: él era un sacerdote de la naturaleza. El no fingía revelaciones; él no construía mundos mentales…

El se veía como pupila transparente que lo veía todo, lo reflejaba todo, y sólo era pupila.

Dijo lo que vio; y donde no pudo ver, no dijo. Reveló lo que percibió, y veneró lo que no podía percibir. Miró con ojos propios en el Universo, y habló un lenguaje propio. Fue creador, por no querer serlo.

Era veedor sutil, que veía cómo el aire delicado se transformaba en palabras melodiosas y sabias en la garganta de los hombres, y escribía como veedor: y no como meditador…

Su pluma no es pincel que diluye, sino cincel que esculpe y taja. Deja la frase pura, como deja el buen escultor la línea pura. Una palabra innecesaria le parece una arruga en el contorno. Y al golpe de su cincel, salta la arruga en pedazos, y queda nítida la frase. Aborrecía lo innecesario…

…A veces, parece que salta de una cosa a otra, y no se halla a primera vista la relación entre dos cosas inmediatas. Y es que para él es paso natural lo que para otros es salto.

Su estilo no es lujoso, sino límpido.

El lenguaje es obra del hombre, y el hombre no ha de ser esclavo del lenguaje. Algunos no le entienden bien; y es que no se puede medir un monte a pulgadas. Y le acusan de oscuro; mas ¿cuándo no fueron acusados de tales los grandes de la mente? Menos mortificante es culpar de inentendible lo que se lee, que confesar nuestra incapacidad para entenderlo…

Lo que le enseña la naturaleza le parece preferible a lo que le enseña el hombre. Para él un árbol sabe más que un libro; y una estrella enseña más que una universidad; y una hacienda es un evangelio; y un niño de la hacienda está más cerca de la verdad universal que un anticuario. Para él no hay cirios como los astros, ni altares como los montes, ni predicadores cómo las noches palpitantes y profundas…

“Naturaleza” se llama su mejor libro: en él se abandona a esos deleites exquisitos, narra esos paseos maravillosos, se revuelve con magnífico brío contra los que piden ojos para ver, y olvidan sus ojos…

Da cuenta de sí, y de lo que ha visto. De lo que no sintió, no da cuenta. Prefiere  que le tengan por inconsistente que por imaginador. Donde ya no ven sus ojos, anuncia que no ve. No niega que otros vean; pero mantiene lo que ha visto. Si en lo que vio hay cosas opuestas, otro comente, y halle la distinción: él narra.  Él no ve más que analogías: él no halla contradicciones en la naturaleza: el ve que todo en ella es símbolo del hombre, todo lo que hay en el hombre lo hay en ella. Él ve que la naturaleza influye en el hombre, y que éste hace a la naturaleza alegre, o triste o elocuente, o muda, o ausente, a presente, a su capricho.

…el hombre no se halla completo, ni se revela a sí mismo, ni ve lo invisible, sino en su íntima relación con la naturaleza.

Todo e! arte de escribir es concretar.

Tenía siempre los ojos abiertos, acaparando analogías.

Lo imperfecto de esta existencia se conoce en que en toda ella apenas hay unos cuantos momentos de dicha absoluta, dicha pura, que son los de pleno desinterés, los de confusión del hombre con la naturaleza.

 

2

Nada le es extraño, y lo toma en cuenta todo, el caracol que se arrastra, el buey que con sus ojos misteriosos lo mira, el sacerdote que defiende una parte de la verdad como si fuese la verdad entera.

Él es de todas las castas, credos y profesiones, y en todas encuentra justicia y poesía. Mide las religiones sin ira; pero cree que la religión perfecta está en la Naturaleza. La religión y la vida están en la Naturaleza.

…¿qué orgullo le ha de punzar, si sabe que se para en yerba o en flor? ¿qué orgullo tiene un clavel, una hoja de salvia, una madreselva? ¿cómo no ha de mirar él con tranquilidad los dolores humanos, si sabe que por sobre ellos está un ser inacabable a quien aguarda la inmersión venturosa en la Naturaleza?

El no esfuerza la comparación, y en verdad no compara, sino que dice lo que ve o recuerda con un complemento gráfico e incisivo, y dueño seguro de la impresión de conjunto que se dispone a crear, emplea su arte, que oculta por entero, en reproducir los elementos de su cuadro con el mismo desorden con que los observó en la Naturaleza.

Relecturas:

Qué es la naturaleza

Sé desaparecer

El agua clara

Share

Milagros

Walt Whitman

Hace unos días, la entrañable haijin Mercedes Pérez publicó este mensaje en El Rincón del Haiku: Os comparto este poema de Whitman. Seguro que lo conocéis, pero no está de más recordarlo. Creo que tiene ese espíritu afín con el haiku. Os dejo el enlace de la página donde lo he leído.

Gracias, amiga, por compartir un texto tan hermoso.

***

MILAGROS

Por que hacer tanto alboroto por un milagro?
Yo sólo conozco milagros,
ya sea que camine por las calles de Manhattan,
o mire hacia el cielo por encima de los techos de las casas,
camine por la playa con los pies descalzos al borde del Mar,
o permanezca de pie, debajo de los árboles del bosque…
Observe a las abejas volando en torno de la colmena en el verano,
o a los animales que pastan en las praderas,
o las aves o la maravilla de los insectos en el aire,
o la maravilla de la puesta del sol,
o de las estrellas que resplandecen tan calladas y brillantes,
o la exquisita curva delicada de la luna nueva en primavera.
Estos y los demás, todos, son milagros para mí.
Todo está vinculado y sin embargo, cada cosa es diferente y ocupa su propio lugar.

Para mí cada hora de luz y oscuridad es un milagro,
cada centímetro cúbico de espacio es un milagro,
cada metro cuadrado de la superficie de la tierra contiene lo mismo;
cada fragmento de su interior bulle con lo mismo.

Para mí el mar es un milagro continuo,
los peces que nadan, las rocas, el movimiento de las olas,
las barcos y sus navegantes.
¿Es que existen milagros más extraños?

Walt Whitman
(1819 – 1892)

Share

Nueva revista en El Rincón del Haiku

Logo Rincon del Haiku

Con mucha alegría recibimos la noticia de que salió a la luz una nueva revista en el Rincón del Haiku, espacio cimero de la promoción y estudio del haiku en el mundo hispano parlante. Enhorabuena.

***

A través del enlace,  podéis acceder a los tres apartados principales de “El Rincón del Haiku”: revista actual (contenidos nuevos), revista clásica (contenidos 2001-2016) y foros.

Además del foro y de la revista clásica que tantos años llevan siendo reflejo del haiku en castellano, hemos añadido una “Revista Actual”, en la que aparecen un buen puñado de nuevas series con grandes colaboraciones mensuales:

Haikus Infantiles: Coordinada por Vicente Haya

Espacio Luna Alfanje: Creada por Julia Guzmán y Jorge Giallorenzi (Argentina)

Nubes de paso: Haigas de Ángeles Hidalgo, Kaur

Senryu de estación: Creada por Jorge Braulio (Cuba)

Hijos de Kung fu: Creada por Frutos Soriano

En la orilla: Colección de haibun de Ángel Aguilar

Diente de león: Serie creada por Toñi Sánchez, diente de león

Actualidad: De todo un poco. Arrancamos con una entrevista a Léster Flores (Ediciones, Yoshino, Cuba)

La sección del foro “Revista ERDH: Contenidos” queda a vuestra disposición para acoger comentarios, reflexiones y preguntas que nos sirvan para seguir mejorando y creciendo junt@s en el haiku-dô.

Un fuerte abrazo, compañer@s.

El Equipo de Administración

Share

10 principios de la estética japonesa

Antes de que los estudios occidentales sobre estética dentro de la filosofía llegaran a Japón, éste ya había determinado algunos conceptos que más o menos definían la estética. Estos conceptos son abstractos y difíciles de definir en términos occidentales, al grado que expresiones que se transportan a los demás idiomas como tal. A continuación la definición de10 principios de estética japonesa y una definición aproximada de los mismos.

kanso

1. Kanzo (簡素): Simpleza o eliminación de excedentes. Las cosas se expresan de una manera llana, simple y natural. Nos recuerda en no pensar en términos de decoración sino de claridad, un tipo de claridad que puede ser alcanzada a través de la omisión o exclusión de lo no esencial.

fukinsei

2. Fukinsei (不均整): Asimetría o irregularidad. La idea de que el balance regulador en una composición por medio de la irregularidad y la asimetría es un precepto central de la estética japonesa. El enso (“círculo zen“) en la pintura, por ejemplo, es dibujado frecuentemente como un círculo incompleto, simbolizando la imperfección como parte de la existencia. En diseño gráfico también el balance asimétrico es dinámico y bello. Intenta ver (o crear) belleza a través de la asimetría balanceada. La naturaleza misma está llena de relaciones de belleza y armonía que son asimétricas y sin embargo balanceadas. Ésta es la belleza dinámica que atrae.

shibumi

3. Shibumi(渋味):  Bello siendo discreto, o ser precisamente lo que se tiene como propósito y no elaborado. Debe ser de una forma directa y simple, sin ser ostentoso. La simplicidad elegante, la brevedad articulada. En ocasiones el término se usa hoy en día para describir algo bello y minimalista, incluyendo tecnología y algunos productos de consumo.Shibui ( 渋い) literalmente significa “amargo”.

shizen

4. Shizen (自然): Naturaleza. La ausencia de pretensiones o de artificio, un propósito completamente creativo y sin ser forzado. Irónicamente, la naturaleza espontánea del Jardín japonés que el espectador observa no es accidental. Es un recordatorio de que el diseño no es un accidente, incluso cuando intentamos crear un ambiente con sentimiento de naturalidad. No es la naturaleza cruda como tal, sino una con mayor propósito e intención.

yugen-2

5. Yūgen (幽玄): Sutileza, belleza escondida, profundidad misteriosa, lo oculto. Un jardín japonés, por ejemplo, puede decirse que es una colección de sutilezas y elementos simbólicos. Fotógrafos y diseñadores pueden pensar en muchas formas de implicar visualmente más sin enseñar el todo, es decir, enseñar más enseñando menos.

ikebana-3-385x235

6. Datsuzoku (脱俗): Libertad del rigor o la fórmula. Escapar de la rutina diaria o de lo ordinario. Fuera de este mundo. Trascender de lo convencional. Estos principios describen la sensación de sorpresa y asombro cuando uno se da cuenta que puede ser libre de lo convencional. La profesora Tierney dice que el jardín japonés está en sí mismo “hecho de materias primas de la naturaleza y su logro en revelar la esencia de lo natural como una sorpresa final. Muchas sorpresas están a la espera a la vuelta de un jardín japonés”.

seijaku

7. Seijaku (静寂): Tranquilidad o una calma energizada, quietud, silencio, soledad. Se relaciona con el sentimiento que se tiene en un jardín japonés. El sentimiento opuesto al de seijaku sería el ruido y la perturbación. Llegar a una sensación de “calma activa” y quietud.

wa

8. Wa (和): Armonía, paz, balance. El kanji 「和」designa algo japonés o  hecho en japón, como en 「和食」(comida japonesa);「和室」, habitación japonesa; 「和服」, vestimenta japonesa; o「和傘」, sombrilla japonesa. La idea de armonía y balance es fundamental en la cultura japonesa y en las relaciones humanas. La armonía es el aspecto clave para desarrollar la sensibilidad en Japón. Estéticamente, wa es fundamental para cualquier buen diseño.

Ma

9. Ma (間): El vacío, intervalo de espacio o de tiempo. El concepto de ma puede encontrarse en muchas de las artes zen, incluyendo los jardines tradicionales y el ikebanaelteatro nohetcétera. Ma no significa el tipo de espacio vacío que está en el fondo; el vacío es frecuentemente preparado para ser un punto focal. Ma permite una sensación de energía o de movimiento dentro del diseño. Ma puede mostrarse en la música tradicional en forma de silencio o pausas. En ikebana la idea del vacío permite a cada flor respirar y también revela los contrastes y el balance del arreglo asimétrico.

Tadao-Ando-385x235

10. Yohaku no bi (余白の美): Apreciación de la belleza que se encuentra en lo tácito, lo implicado o lo que no se expresa en una obra de arte. Una idea moderna aproximada es “menos es más”. Su enfoque está en lo que se deja fuera. Se relaciona con la idea de ku (vacío) y mu (la nada). Se puede observar expresado en los jardines zen que consisten en grandes secciones de arena rastrillada o grava y en pinturas de tinta que dejan grandes porciones de papel sin tocar. El término literalmente significa “belleza de lo extra blanco”. Aunque el término data de hace siglos, todavía se puede escuchar hoy en día.

Fuente: Conoce Japón

Share

Asombro

eliseo-diego

Me asombran las hormigas que al ir vienen
tan seguras de sí que me dan miedo
porque están donde van sin más preguntas
y aunque asomos de vida son perfectas
si minúsculas máquinas que saben
el dónde y el adónde que les toca
y a la muerte la ignoran como a nada
si no fuese tan útil instrumento
con que hacer de lo inerme nueva vida.

Pero aunque agrande su minucia viva
el azoro redondo en que las miro
y me apena que no se sepan nunca
tal como son en su afanarse oscuro
ya tan inmemorial como la Tierra

más me asombra mi pena y me convence
de que saberse el ser bien que la vale
aun cuando el precio sea tan alto como
el enorme silencio de allá afuera.

Eliseo Diego

Este poema forma parte del libro Aquí he vivido, Ediciones Especiales, Instituto Cubano del Libro, 2000.
Eliseo Diego: (La Habana, 2 de julio de 1920 – México D.F, 1 de marzo de 1994). Poeta, escritor y ensayista cubano, considerado uno de los más grandes poetas de Latinoamérica. Fundador de la Revista Orígenes. Realizó traducciones y versiones de las más importantes figuras de la literatura infantil en el mundo. Obtuvo en 1986 el Premio Nacional de Literatura por el conjunto de su obra y recibió, en 1988 y 1989, el Premio de la Crítica. En 1992 la Universidad del Valle, en Cali, Colombia, le otorga el Doctorado Honoris Causa. En 1993 recibe Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo.

Share

Abbas Kiarostami

Abbas_Kiarostami_by_tasnimnews_08

Anteayer falleció el director de cine iraní Abbas Kiarostami (Teherán, 22 de junio de 1940-París, 4 de julio de 2016). Entre las muchas facetas de su quehacer creativo escribió breves textos, asombros en los que se transparenta una profunda afinidad con el haiku japonés. Como homenaje a este gran ser humano, susurremos esta selección de sus poemas, publicada hace ya varios años en El Rincón del Haiku:

Un potrillo blanco
viene de la niebla
y desaparece
en la niebla

Los polluelos de un día
experimentaron
la primera lluvia de primavera

Salta y se posa
se posa y salta
el saltamontes
en una dirección que sólo él sabe

Seis monjes bajos
caminan
entre altos plátanos

La voz de los cuervos

La araña
ha empezado su labor
antes de la salida del sol

La alfalfa esconde en sí
el rocío matutino

Las moscas
giran en torno a la cabeza de la yegua muerta
cuando se pone el sol

Ni este
ni oeste
ni norte
ni sur
Aquí mismo donde estoy de pie

En los juegos entre el niño y la abuela
siempre pierde
la abuela

En un templo
de hace mil trescientos años
la hora
siete menos siete

Mi sombra
me acompaña
en la noche de luna

La bignonia
se llena
de lluvia primaveral

El gusano deja
la manzana agusanada
por una nueva manzana

Las coloridas frutas
en el silencio de los vestidos de luto

Pensándolo bien
no comprendo la razón
de tanta blancura de la nieve

Fuente original:
Abbas Kiarostami: Compañero del viento. Ediciones del oriente y del mediterráneo. (Madrid, 2006)

Share

El espíritu de la naturaleza

RWEmerson

Para ser francos, pocos adultos son capaces de ver la naturaleza. La mayoría de las personas no ve el sol. Al menos, tiene una visión muy superficial de él. El sol ilumina únicamente el ojo del hombre, pero resplandece en cambio en el ojo y en el corazón del niño. El amante de la naturaleza es aquel cuyos sentidos interiores y exteriores aún siguen amoldados verdaderamente el uno al otro; aquel que ha conservado en su madurez el espíritu de la infancia. Su comercio con el cielo y con la tierra se vuelve parte de su diario sustento. Pese a sus reales tribulaciones, en presencia de la naturaleza, lo recorre un salvaje deleite. La naturaleza dice: He aquí mi criatura, y a pesar de sus impertinentes aflicciones, conmigo estará contenta. No sólo el sol y el verano, sino cada hora y cada estación del año rinden su tributo de goce; pues cada hora y cada cambio, desde el sofocante mediodía hasta la noche tenebrosa, corresponden a un distinto estado mental y lo avalan. La naturaleza es un escenario que se adapta igualmente bien para una pieza cómica o trágica. Cuando uno está sano, el aire es un licor de increíbles virtudes. Cruzando sobre la nieve fresca un campo despoblado, bajo un cielo nuboso y crepuscular, y sin que me viniera a la mente ningún augurio particularmente bueno, sentí una exaltación perfecta, un contento lindante con el temor.

Ralph Waldo Emerson
El espíritu de la naturaleza

Share
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE