Monthly Archives: diciembre 2018

Haikus de Adviento

A la iglesia voy a cerrar los ojos. A esperar. El canto de los pájaros es aquí tan claro… Las puertas abiertas… pero ¿de dónde viene realmente?

Una llovizna que va y viene, mezcla de agua y nada.

Todo este silencio que guarda la bóveda de piedra. Tenue luz. La soledad de mi corazón que aguarda… ¿qué esconden? ¿con quién hablan los pájaros cuando callan?

Adviento. Con los ojos cerrados la claridad de una luz que se acerca. La mañana. El abrazo primero de un amigo que llega, de un hermano. El primer “te quiero” de quien ya me esperaba sin yo saberlo…

Quisiera gritar. Al aire libre, sin producir sonido alguno. Con todas mis fuerzas.

Pienso de pronto. Pienso sin saber por qué.

Encontrar en la soledad de todos mi propia soledad. Que su silencio sea mi silencio.

Haikus de mis amigos. Una lejana llovizna que cala sin mojar, hasta el tuétano. Mezcla de nada y silencio.

Recuerdo un haiku del entrañable Jorge Braulio

 

La luz del alba…

Un cuerpo que encontró

ya su silencio

 

Primer haiku de un calendario de adviento extraño y salvaje.

 

Felix Arce Araiz Mømiji

Share