Monthly Archives: junio 2017

Ramas al sol

Ramas al sol
En la boca del lagarto,
aletea la mariposa

Share

Haikai del Remordimiento

Precisamente en junio pero del año 1949, Pier Paolo Pasolini (Bolonia, 1922 – Ostia, 1975) escribió HAKAI DEL REMORDIMIENTO, que traduzco a vuelapluma:

1
El insomnio es un lobo, una corteza,
impaciencia desnuda en la luz eléctrica,
un hospital donde se quedan
los parientes del difunto.

2
La carroña muestra sus dientes
al sol: su olor a mortaja.
Yace en mi lecho.

3
La libertad sucia y sudorosa
se revuelve en el crudo silencio
de mi cuarto: un sepulcro
quemando mis pies desnudos.

4
Bellas palabras, la dignidad,
rumores en mi habitación,
en el corazón de la vieja noche.
Los jirones de sus ropas.

5
En un lago de sangre, la noche estival.
Salta la fiebre en las venas.
No estoy satisfecho con mi vida.
Podría maldecirme.

6
Los niños son visiones atroces
de los muertos. ¿Dónde su inocencia?
¿Dónde sus seducciones?
Tienen los ojos llenos de ceniza.

7
Los dulces ojos…
Una piedra
entre nosotros.

Share

Senryu estival I

Reginald Horace Blyth

ANÓNIMO

 

Ka ni kuware   okitsu shiranami   chikushôme

Comido por mosquitos.

“Las olas, qué insondables.”

¡Aplástalos!

 

Para comprender este senryu, debemos conocer la historia en la que se basa el segundo verso. En el Ise Monogatari nos cuentan que Ariwara no Narihira, un Don Juan japonés del siglo IX, acostumbraba a visitar a su amante cada noche, pero su mujer no se mostraba celosa. Al sospechar que ella debía tener un amante en secreto, él simuló que se iba, pero se escondió en el jardín para ver qué pasaba. Sin embargo, su esposa sólo estaba pensando en él y cantaba esta waka compuesta por ella:

 

Sopla el viento

las olas, qué insondables

en el Monte Tatsuta,

por donde va mi amado

a medianoche.

 

Él se enterneció con esta muestra de amor y fidelidad. Sintió vergüenza de sí mismo. El escritor del senryu, a menudo, añade el material omitido en el waka. El tercer verso se refiere a los mosquitos que le importunaban mientras se hallaba escondido en el jardín.

 ***

 ANÓNIMO

 Chi wo waketa  mi to wa omowanu  ka no nikusa

  Aunque tenemos la misma sangre,

¡qué odioso

este mosquito!

 

***

 ANÓNIMO

 Ka wa deta wa   kaya wa moshi danna   dô nasaru

“Los mosquitos ya están aquí.

¿Y el mosquitero,

esposo mío?”

 

Por la bebida y el libertinaje, el marido puso el mosquitero en la casa de empeños al final del último verano. Los mosquitos han comenzado a aparecer y la esposa le recuerda a su amo y señor adónde fue a parar el mosquitero. El resumen de toda una vida juntos se resume en esa pregunta.

 

***

ANÓNIMO

Hae no koi  hito wa mujô no  hae-tataki

Crueldad humana:

Aplastar a las moscas

mientras copulan.

 

 

Fuentes:

Japanese Life and Character in Senryu. Hokuseido Press. Tokyo, 1960

Oriental Humour. Hokuseido Press. Tokyo, 1959

Traducción y selección: Jorge Braulio

 

Share
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE