Una lección de Enrique Pineda Barnet

A511

“He dicho en varias ocasiones que me he operado del odio porque el odio es muy nocivo y hace mucho daño al que odia. La cura es analizar al otro, aprender a entenderlo. Lo segundo es aprender a prescindir, porque prescindir equivale a despejarse.

“El ser humano es coleccionista y colecciona lo que le gusta. Yo empecé por limpiarme de cosas que no me gustaban y luego empecé a prescindir de cosas que me gustaban mucho pero que a otros les gustaban más. En cosas más esenciales hay que aprender a prescindir y creo que a la hora de hacer arte también hay que aprender con menos recursos a exprimir la creatividad”.

 

Enrique Pineda Barnet

(Cineasta cubano)

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *